La noche tiene la forma de un grito de lobo.

 

FRAGMENTOS PARA DOMINAR EL SILENCIO

I

Las fuerzas del lenguaje son las damas solitarias, desoladas, que

cantan a través de mi voz que escucho a lo lejos. Y lejos, en la negra

arena, yace una niña densa de música ancestral. ¿Dónde la verdadera

muerte? He querido iluminarme a la luz de mi falta de luz. Los ramos

se mueren en la memoria. La yacente anida en mí con su máscara de

loba.. La que no pudo más e imploró llamas y ardimos.

II

Cuando a la casa del lenguaje se le vuela el tejado y las palabras no

guarecen, yo hablo.

Las damas de rojo se extraviaron dentro de sus máscaras aunque

regresarán para sollozar entre flores.

No es muda la muerte. Escucho el canto de los enlutados sellar las

hendiduras del silencio. Escucho tu dulcísimo llanto florecer mi

silencio gris.

III

La muerte ha restituido al silencio su prestigio hechizante. Y yo no

diré mi poema y yo he de decirlo. Aun si el poema (aquí, ahora) no

tiene sentido, no tiene destino

 

SORTILEGIOS

Y las damas vestidas de rojo para mi dolor y con mi dolor insumidas

en mi soplo, agazapadas como fetos de escorpiones en el lado más

interno de mi nuca, las madres de rojo que me aspiran el único calor

que me doy con mi corazón que apenas pudo nunca latir, a mí que

siempre tuve que aprender sola cómo se hace para beber y comer y

respirar y a mí que nadie me enseñó a llorar y nadie me enseñará ni

siquiera las grandes damas adheridas a la entretela de mi respiración

con babas rojizas y velos flotantes de sangre, mi sangre, la mía sola, la

que yo me procuré y ahora vienen a beber de mí luego de haber

matado al rey que flota en el río y mueve los ojos y sonríe pero está

muerto y cuando alguien está muerto, muerto está por más que sonría

y las grandes, las trágicas damas de rojo han matado al que se va río

abajo y yo me quedo como rehén en perpetua posesión.

 

COMO AGUA SOBRE UNA PIEDRA

a quien retorna en busca de su antiguo buscar

la noche se le cierra como agua sobre una piedra

como aire sobre un pájaro

como se cierran dos cuerpos al amarse

 
Alejandra Pizarnik 
Argentina
1936/1972
 

Anuncios

Acerca de pacha creaciones nómadas

Una mujer y otras tantas más, artesana, madre, abuela, licenciada en letras y literatura española, una libertaria feminista en permanente revolución...
Esta entrada fue publicada en arte, cultura y lazer. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s