El Corazón Desmedido

Qué habra Mañana?

 

¿Qué habrá mañana? Quizás tú no.
A lo mejor otros brazos, y un nuevo contacto, y un
dolor parecido…
Te dejaré con una certeza indudable:
Regresaré como una parte de tu propio dolor.
Volveré a ti desde otro cielo con un nuevo propósito.
Volveré a ti desde otra estrella con la misma mirada.
Volveré a ti con mis viejos deseos bajo rasgos nuevos.
Volveré a ti extraña, malvada y fiel
cono los pasos de una alimaña, fuera de la lejana patria
desértica de tu corazón.
Lucharás contra mí, duramente y sin fuerzas,
como se lucha contra el destino, contra la felicidad
y contra la propia estrella.
Sonreiré y ovillaré hilos de seda alrededor de mi
dedo
y esconderé la pequeña madeja de tu destino entre
los pliegues de mi ropa.

 

HE VISTO UN ÁRBOL

He visto un árbol más alto que todos los demás,
colgaban de él frutos inalcanzables;
he visto una gran iglesia: sus puertas estaban abiertas
y todos salían de ella pálidos y fuertes
y dispuestos a morir;
he visto a una mujer sonriente y pintada:
jugaba a los dados su dicha,
perdiéndola.

Había en torno a estas cosas
un círculo que nadie cruza.

 

Edith Södergran

poetisa finlandesa

1892-1923

Anuncios

Acerca de pacha creaciones nómadas

Una mujer y otras tantas más, artesana, madre, abuela, licenciada en letras y literatura española, una libertaria feminista en permanente revolución...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s