Un Amanecer Repleto de Luminosidad

Érase Una Vez El Mar

 

Sé que has pasado la noche
entera ahí, acechando mi labio.

Eres como un viento insonoro
que roza con tu vuelo mi mano,
ojos de luna que se te están
volviendo, hechizas al amor
y al viento, hechizas mi sangre
y te enredas en mis dedos.

Pájaro que has hecho una
ventana en mi corazón,
y sales por mi pecho
a tomar aire fresco de la mañana:
ábreme la ventana,
juega por mi sangre
y mi garganta.
Ábreme la ventana
y deja entrar en mi corazón
el aire puro,
que me amanezca.

Ana María Reviriego

poeta, escritora, traductora

España

Anuncios

Acerca de pacha creaciones nómadas

Una mujer y otras tantas más, artesana, madre, abuela, licenciada en letras y literatura española, una libertaria feminista en permanente revolución...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s